top
Palestine
Palestine
Indybay
Indybay
Indybay
Regions
Indybay Regions North Coast Central Valley North Bay East Bay South Bay San Francisco Peninsula Santa Cruz IMC - Independent Media Center for the Monterey Bay Area North Coast Central Valley North Bay East Bay South Bay San Francisco Peninsula Santa Cruz IMC - Independent Media Center for the Monterey Bay Area California United States International Americas Haiti Iraq Palestine Afghanistan
Topics
Newswire
Features
From the Open-Publishing Calendar
From the Open-Publishing Newswire
Indybay Feature

Canadá-Palestina: Acampada Solidaria en la Universidad de Toronto

by reenvia Red Latina sin fronteras (enred_sinfronteras [at] riseup.net)
Canadá-Palestina: Acampada Solidaria en la Universidad de Toronto
 https://redlatinasinfronteras.wordpress.com/category/palestina/
Canadá-Palestina
Acampada Solidaria de la Universidad de Toronto

nota para la prensa

A menudo se hace referencia a la Universidad de Toronto como la «Harvard del Norte». Es la mayor y más prestigiosa universidad de Canadá, clasificada entre las 25 mejores del mundo. La UdeT cuenta con 97.678 estudiantes de 170 países, y es la empleadora más grande y el mayor terrateniente de Toronto (la 4ª ciudad más grande de Norteamérica).

«El Círculo de los Pueblos por Palestina» (“The People’s Circle for Palestine”) comenzó el 2 de mayo (May 2) en el corazón del campus (heart of the campus), rodeado por una enorme valla que en un principio levantó la administración de la universidad para mantener alejados a los manifestantes. Rápidamente se convirtió en la mayor acampada de Canadá y uno de los mayores campamentos (one of the largest encampments) de Norteamérica, con casi 200 tiendas, cientos de acampados, miles de personas visitando diariamente, y un fuego sagrado dirigido por ancianos indígenas. El campamento cuenta con el apoyo del profesorado (faculty), los bibliotecarios y el personal, los antiguos alumnos, los sindicatos del campus y todas las organizaciones gubernamentales estudiantiles (student governmental organizations).

En un momento en que la Corte Internacional de Justicia ha señalado que Israel está cometiendo un genocidio plausible y ha reafirmado la aplicación inmediata de medidas provisionales (provisional measures) para que Israel detenga su asalto a Gaza, la Universidad de Toronto ha sido denunciada por su complicidad institucional en el apartheid, la ocupación y el genocidio israelíes. Durante 7 meses, la Universidad ha desatendido las demandas de los estudiantes de revelar, desinvertir y suspender los vínculos con universidades israelíes cómplices de violaciones de derechos humanos y crímenes de guerra.

Esta semana (27-31 de mayo) constituye un momento decisivo:

27 de mayo
La administración de la Universidad de Toronto presentó una orden judicial (filed an injunction) para que la policía desalojara el campamento. Esto sigue a un «aviso de allanamiento» emitido el 24 de mayo, amenazando con medidas disciplinarias para los estudiantes y el personal que apoyan el campamento, y amenazando con un despido masivo sin precedentes de profesores (incluyendo profesores titulares [con tenure-es decir, permanencia])). Estas acciones han sido impugnadas por la Asociación de Profesores (challenged by the Faculty Association).
La Federación del Trabajo de Ontario, que representa a 54 sindicatos y a un millón de trabajadores (one million workers), adoptó una postura sin precedentes, proclamando (proclaiming) en una concentración masiva que si la universidad decide «actuar contra los estudiantes, [tendrá] que pasar primero por los trabajadores».

El presidente de la Universidad de Toronto, Meric Gertler, fue el último orador en las audiencias (hearings ) sobre antisemitismo del Comité Federal Permanente de Justicia y Derechos Humanos.

28 de mayo
Hubo una rueda de prensa en los escalones de la entrada del edificio principal administrativo de la Universidad de Toronto con la participación de casi 100 profesores de la Universidad de Toronto en la cual se defendió los derechos de los alumnos de protestar, la importancia de las demandas de que la Universidad pare su apoyo para el genocidio a través de sus inversiones en industrias israelís y que corte los acuerdos con las universidades Israelís. Una de las profesoras-portavoces hizo eco de la postura del Federación del Trabajo de Ontario, declarando por parte de centenares de colegas que si las autoridades universitarias deciden de «actuar contra los estudiantes, tendrán que pasar primero por nosotros.»
apoyo del profesorado (faculty), los bibliotecarios y el personal, los antiguos alumnos, los sindicatos del campus y todas las organizaciones gubernamentales estudiantiles (student governmental organizations).

En un momento en que la Corte Internacional de Justicia ha señalado que Israel está cometiendo un genocidio plausible y ha reafirmado la aplicación inmediata de medidas provisionales (provisional measures) para que Israel detenga su asalto a Gaza, la Universidad de Toronto ha sido denunciada por su complicidad institucional en el apartheid, la ocupación y el genocidio israelíes. Durante 7 meses, la Universidad ha desatendido las demandas de los estudiantes de revelar, desinvertir y suspender los vínculos con universidades israelíes cómplices de violaciones de derechos humanos y crímenes de guerra.

29 de mayo
El juez a cargo de decidir si la orden judicial se aprobara marcó los días 19-20 de junio para la audiencia (hearings) para poder dar el tiempo justo () para que los demandados puedan responder a las 3 declaraciones juradas, las cuales contienen más de 1000 páginas

En el horizonte inmediato está la temporada de graduaciones de primavera de la Universidad de Toronto (U of T’s spring graduation season), con más de 30 ceremonias distintas a lo largo de tres semanas a partir del 3 de junio. Está previsto que se celebren estas ceremonias en el histórico Convocation Hall de la universidad, justo al lado del campamento. El hecho de que la Universidad haya confirmado que las ceremonias procederán como previsto ponen en duda su insistencia en que la orden judicial fuera una emergencia.

El Círculo de los Pueblos por Palestina cuenta con un amplio apoyo en el campus y en la comunidad en general. Organizaciones palestinas, judías (Jewish organizations) y de otro tipo se unen a destacados escritores, artistas, músicos, doctores honoris causa y académicos (writers, artists, musicians, honorary degree holders and scholars) (muchos de los cuales han viajado desde lejos para visitarlo), como Leanne Betasamosake Simpson, Naomi Klein, Dionne Brand, Deepa Mehta, John Greyson, Gayatri Spivak y Muhannad Ayyash.
El Círculo ha creado un espacio inspirador de aprendizaje, construcción y lucha compartida multirracial, multiconfesional y multigeneracional. Judíos, palestinos y simpatizantes del campamento de diversos orígenes han compartido cuatro servicios de Shabat con Kiddush ofrecido en hebreo y árabe. El sentimiento de unidad y determinación de esta protesta histórica es cada día más fuerte.

Los estudiantes han puesto de relieve la hipocresía de la Universidad de diversas maneras:
– Impugnando la caracterización de King’s College Circle como propiedad privada.
– Manteniendo el escepticismo sobre las promesas de la Universidad de establecer comités para discutir las posibilidades de divulgación y desinversión, dado que las recomendaciones de un comité de desinversión de combustibles fósiles prometido anteriormente fueron rechazadas de plano por el Presidente Gertler.
– Anclando sus demandas en la investigación sobre los vínculos (research regarding) de la Universidad con universidades israelíes cómplices de la opresión palestina antes y durante el asalto a Gaza.

La Universidad ha empezado a entablar conversaciones con los estudiantes que representan a los acampados. Ahora se abren dos vías de futuro. Uno apunta a la parodia de la violencia policial, los juicios disciplinarios, las demandas judiciales y la inacción a la hora de abordar la complicidad institucional en el apartheid y el genocidio israelíes, como hemos visto en campus de toda Norteamérica. El otro camino sería que la universidad revelara, desinvirtiera y suspendiera los vínculos y se situara en el lado correcto de la historia. No se sabe qué camino elegirá la Universidad de Toronto.


Manifestantes de la Universidad de Toronto prometen continuar con el campamento en Gaza mientras el gobierno exige que la policía lo despeje
democracianow.org

Ocupar la Universidad de Toronto

Un juez de Canadá dictaminó esta semana que un campamento de protesta estudiantil podría permanecer en pie en la Universidad de Toronto hasta al menos mediados de junio, cuando un tribunal superior decidirá sobre una orden judicial presentada por la escuela solicitando a la policía que expulse a los manifestantes pro palestinos. fuera del campus.

Estudiantes y profesores lanzaron el campamento el 2 de mayo para protestar por la guerra de Israel contra Gaza. Rápidamente se convirtió en uno de los campamentos más grandes de América del Norte con 175 tiendas de campaña, cientos de campistas y un fuego sagrado dirigido por ancianos indígenas. Los administradores de la Universidad de Toronto, la universidad más grande de Canadá, querían despejar el campamento antes de que comenzaran las ceremonias de graduación a principios de junio. “Sabemos que lo que estamos haciendo es justo. Y todos nosotros estamos dispuestos a mantenernos firmes pase lo que pase”, dice Mohammad Yassin, estudiante de último año, portavoz de Occupy University de Toronto y miembro del equipo negociador estudiantil. Yassin es palestino y tiene familiares actualmente en Gaza. También hablamos con la profesora de geografía Deb Cowen, parte de la Red de Profesores Judíos, quien dice que el campamento es un “valioso espacio de aprendizaje” que reúne a los estudiantes. “Quizás nunca hayamos visto nuestro campus tan vivo con el espíritu de debate, de pensamiento creativo, de conversación y diálogo rigurosos”, dice Cowen.

Transcripción
Esta es una transcripción apresurada. Es posible que la copia no esté en su forma definitiva.

AMY GOODMAN : ¡Esto es Democracia Ahora! , democraticnow.org, Informe sobre la guerra y la paz . Soy Amy Goodman, con Nermeen Shaikh.

NERMEEN SHAIKH : Vayamos ahora a Canadá, donde ayer un juez respondió a una orden judicial presentada por la Universidad de Toronto para que la policía desalojara un campamento propalestino en su campus del centro. El juez fijó las fechas de audiencia de amparo para los días 19 y 20 de junio. En el expediente judicial, el juez reconoció que esas fechas no se ajustan al interés de la universidad de despejar el campamento antes de que comiencen las ceremonias de graduación a principios de junio, pero dijo que se debe dar una oportunidad justa a los manifestantes para que expongan su caso.

Los estudiantes lanzaron el campamento, conocido como “El Círculo del Pueblo por Palestina”, el 2 de mayo. Rápidamente se convirtió en uno de los campamentos más grandes de América del Norte con 175 tiendas de campaña, cientos de campistas y un fuego sagrado dirigido por ancianos indígenas. El campamento cuenta con el apoyo de profesores, personal universitario, ex alumnos y otros.

AMY GOODMAN : La semana pasada, la universidad emitió un aviso de invasión a los manifestantes, amenazando con medidas disciplinarias para los estudiantes y el personal que apoyaba el campamento, amenazando con un despido masivo sin precedentes de profesores. El martes, decenas de profesores celebraron una conferencia de prensa para pronunciarse en contra de la solicitud de la universidad de que la policía despejara el campamento.

DEBORAH COWEN : Le decimos a nuestra administración que si decide actuar contra los estudiantes, primero tendrá que recurrir a nosotros.

AMY GOODMAN : Esa era Deb Cowen, profesora de geografía y planificación en la Universidad de Toronto. Ella se une a nosotros ahora desde Toronto. También es miembro del comité directivo de la Jewish Faculty Network. Y nos acompaña Mohammad Yassin, un estudiante de último año de la Universidad de Toronto que estudia economía y estadística. Es portavoz de medios de Occupy University of Toronto y miembro del equipo de negociación estudiantil. Yassin es un palestino con familiares que se encuentran actualmente en Gaza.
¡Les damos la bienvenida a ambos a Democracy Now! Estamos viendo una repetición de lo que está sucediendo en Estados Unidos en Canadá. Tienes a estos profesores llevando a la policía a los campus universitarios, como lo hacen antes: en los Estados Unidos, es el Congreso. En Canadá, el presidente de la Universidad de Toronto, ¿verdad? — acaba de hablar la profesora Deb Cowen, ante el Parlamento canadiense. Dijiste que la policía tiene que pasar por ti, el profesorado, antes de llevar a los estudiantes al campamento. Mohammad Yassin, ¿puedes empezar hablando de cuáles son tus demandas?

MOHAMMAD YASSIN : Sí. Primero que nada, gracias por invitarnos.
Sabes, nuestras demandas son muy claras y muy simples. Nuestra primera exigencia es que la Universidad de Toronto revele todas las inversiones realizadas en dotaciones, activos de capital de trabajo a corto plazo y otras participaciones financieras. La segunda demanda que tenemos es que se deshagan de sus activos de capital de dotación y otras participaciones financieras de todas las inversiones directas e indirectas que sustentan el apartheid, la ocupación y los asentamientos ilegales de Palestina por parte de Israel. Nuestra tercera demanda es que la Universidad de Toronto ponga fin a todas las asociaciones con instituciones académicas israelíes que operan en asentamientos en los Territorios Palestinos Ocupados o apoyan o sostienen las políticas de apartheid del Estado de Israel y su genocidio en curso en Gaza.
NERMEEN SHAIKH : Y, Deb, ¿podrías hablarnos sobre el nivel de apoyo del profesorado en la Universidad de Toronto, cómo te involucraste en esto y cómo has estado trabajando con los estudiantes?

DEBORAH COWEN : Oh, seguro. Y muchas gracias por invitarme. Es un verdadero honor estar aquí con uno de los estudiantes brillantes, Mohammad, y también como una parte muy pequeña de lo que es una oleada, una oleada masiva de apoyo en nuestro campus y mucho más allá. Además de los cientos de profesores que han estado apoyando activamente al Círculo del Pueblo para Palestina, hay personal, hay exalumnos, hay -disculpen- doctrinas honorarias que han estado dando un paso adelante.

Y la cita que compartió conmigo acerca de estar junto a los profesores frente a los estudiantes y protegerlos de cualquier tipo de redada policial en el campamento en realidad fue un eco de algo que dijo el día anterior en una manifestación laboral extraordinaria Laura Walton: quién es el presidente de la Federación Laboral de Ontario, que representa a un millón de trabajadores y 45 sindicatos. Y ella dijo: “Si actúas contra los estudiantes, primero tendrás que pasar por los trabajadores”. Entonces, el martes en la manifestación de profesores, nos hicimos eco de ese mismo compromiso de defender y proteger a nuestros estudiantes en su postura tan justa y valiente.

NERMEEN SHAIKH : Y, Mohammad, ¿podrías describir… describir el campamento, cómo se instalaron las tiendas, cómo se organizaron todos los estudiantes y qué impulsó la organización de los estudiantes en ese momento? ¿Hasta qué punto te inspiró lo que comenzó en la Universidad de Columbia aquí en Nueva York?

MOHAMMAD YASSIN : Sí. Entonces, con respecto a lo que nos inspiró a hacer esto, obviamente, nos inspiramos mucho en nuestros compañeros de Columbia. Pero la organización en la Universidad de Toronto, al menos de nuestro segmento estudiantil, ha estado sucediendo durante al menos siete meses, al menos en nuestra capacidad. Hemos enviado nuestras demandas a la universidad y al rector directamente, quien continuó ignorándonos durante unos seis meses, hasta que tuvimos acciones similares, incluida la ocupación de la oficina del rector durante unas 36 horas. Este campamento es simplemente una escalada de eso, ya que la universidad se ha negado a reunirse con estudiantes palestinos y satisfacer nuestras demandas, ya sabes, incluso más simplemente que eso.

En cuanto al campamento en sí, fue una noche en la que se reunió mucha gente. Y alrededor de las 4:00 de la mañana entramos en el King’s College Circle, como se llamaba, ahora Círculo del Pueblo para Palestina, que estaba cercado por la universidad en previsión de algo como esto. Cuando las cosas empezaron a suceder en Columbia, la Universidad de Toronto colocó una cerca alrededor del círculo, esperando que tomáramos esa área, sabiendo que es el corazón de la universidad, justo en frente del edificio en el que se reúne la administración, en el que se reúne el Presidente. Meric Gertler tiene su oficina. Y por eso intentaron impedir que tomáramos ese espacio. Como estudiantes, nosotros, ya sabes, tenemos todo el derecho de estar allí. Es nuestra universidad. Es nuestro espacio. Y así, temprano en la mañana del 2 de mayo, a las 4:00 de la mañana, de todos modos entramos a ese espacio y armamos todas nuestras carpas.

NERMEEN SHAIKH : Profesora Deb Cowen, si pudiera explicar: ¿Cómo está respondiendo la Asociación de Profesores de la U of T a profesores, como usted, que han mostrado solidaridad con los campamentos? ¿Cuál es el nivel de apoyo del profesorado? ¿Y cómo ha respondido la administración hasta ahora a los profesores que han apoyado los campamentos, los campamentos pro palestinos?

DEBORAH COWEN : Sí, al igual que Mohammad aquí, me gustaría decir que el apoyo de los profesores ha sido de larga data. Y ciertamente, la organización del profesorado en torno a la liberación palestina se ha llevado a cabo durante muchos, muchos años en el campus de la Universidad de Toronto. De hecho, creo que una de las razones por las que hemos visto un apoyo docente tan fuerte y unido al movimiento liderado por estudiantes es por muchos años de construcción de relaciones, de colaboración entre una serie de redes, incluida la Red de Profesores Judíos, una Alianza de Atención Médica para Palestina y el propio grupo Facultad para Palestina, e incluso antes de eso. Entonces, esos grupos han estado trabajando juntos durante muchos años. Hace apenas unos años tuvimos una gran censura en nuestro campus por la desvinculación de Valentina Azarova de la Facultad de Derecho debido a su trabajo en los Territorios Ocupados. E incluso mucho antes de eso, el campus de la Universidad de Toronto es conocido por haber sido el lugar donde se fundó por primera vez la Semana del Apartheid Israelí y dondeestudiantes graduados dirigieron campañas de BDS , ya sabes, hace décadas. Entonces, creo que hay una larga tradición de construcción de relaciones, de construcción de confianza y de solidaridad muy poderosa entre estudiantes, personal, bibliotecarios, profesores y miembros de la comunidad en general.

Y puedo decir que la Asociación de Profesores respondió a las amenazas preventivas de la administración acusando a cualquier posible campamento estudiantil de no estar autorizado, de ser un acto de invasión. Y también la Asociación de Profesores escribió una carta sugiriendo que los tipos de… el lenguaje del tipo de amenaza e inseguridad también era un lenguaje profundamente racializado, lo cual no es insignificante, dado que el movimiento estudiantil está dirigido principalmente por estudiantes de color, y, en particular, estudiantes palestinos, árabes, negros, musulmanes e indígenas y, por supuesto, muchos, muchos estudiantes judíos (todos grupos que lo han sido) que han estado históricamente o en curso en términos de estigmatización racializada. Entonces, la Asociación de Facultad cuestionó todo el marco universitario de ilegalidad y naturaleza no autorizada de la protesta. Y esa carta legal que se envió a la administración hace más de un mes nunca recibió respuesta.

AMY GOODMAN : Mohammad, antes de terminar, quiero preguntarte cómo se encuentra tu familia en Gaza en este momento y cuáles son tus planes para el final. Quiero decir, parece que la orden judicial es: habrá una audiencia judicial justo alrededor de la graduación en unas pocas semanas.

MOHAMMAD YASSIN : Sí. Con respecto a mi familia en Gaza, me comunico con ellos cada vez que tienen la oportunidad de hablar. Obviamente, no están en una situación en la que puedan respondernos constantemente. Recibimos correo de ellos. De hecho, están vigilando nuestro campamento muy de cerca. Nos envían cartas que son desgarradoras. Sabes, cada vez que los leo, literalmente no puedo dejar de llorar. El sentimiento es compartido por todos los miembros del campo a quienes les leí estas cartas.

Pero, ya sabes, es por eso que tenemos fe en lo que estamos haciendo. Sabemos que lo que estamos haciendo es justo. Y todos estamos dispuestos a mantenernos firmes, pase lo que pase. Todo el mundo entró en esto esperando que fuera posible una respuesta policial. Nuestros compañeros de otras universidades de Alberta fueron brutalizados por la policía cuando tenían sus puestos en sus campamentos. Estamos preparados para afrontar lo mismo, porque lo que entendemos es que cualquier cosa por la que pasemos no es ni siquiera una fracción de lo que están pasando nuestros hermanos y hermanas en Gaza.
Mi familia en particular, ya sabes, ha tenido que comer hojas y pasto porque no tienen qué comer. Ya sabes, han tenido que despertarse todos los días bajo bombardeos. Sus hijos están constantemente aterrorizados. Han perdido toda su inocencia. Ni siquiera pueden vivir normalmente el día a día.

Sin embargo, se espera que nos sentemos aquí y simplemente miremos. Sabes, no podemos hacer eso. Y como estudiantes y profesores, estoy seguro, y como trabajadores que nos hemos unido para esto, todos entendemos que tenemos un deber para con estas personas. Tenemos el poder en nuestras manos. Estamos colocados aquí en una posición específica, en este momento y lugar específicos, donde podemos ejercer algún tipo de capacidad para lograr un cambio. Y todos estamos más que comprometidos a hacerlo, sin importar las consecuencias.
AMY GOODMAN : Y finalmente, profesor Cowen, cuando el Parlamento canadiense celebre audiencias sobre antisemitismo, ¿podría responder como miembro de la Red de Profesores Judíos?

DEBORAH COWEN : Quiero decir, creo que esas audiencias han sido ampliamente descartadas como una farsa, en comparación con tener audiencias sobre combustibles fósiles totalmente atendidas o constituidas en su totalidad por compañías pro combustibles fósiles o pro petróleo. Quiero decir, no hay un solo miembro o grupo representado que se aparte de un lobby pro-Israel, un fuerte lobby pro-Israel. Y muchos grupos incluso están boicoteando esas audiencias.

Y me gustaría volver a lo que el campamento ha estado haciendo, que es… en cierto sentido, es incluso desconcertante que tengamos que tener esta conversación, que estemos enfrentando estas amenazas de disciplina e incluso despido por profesores titulares, y ciertamente varios tipos de disciplinas para los estudiantes, porque, desde mi perspectiva y, creo, desde la perspectiva de muchos profesores que han estado enseñando en la universidad durante años y años, tal vez nunca hayamos visto nuestro campus tan vivo. con espíritu de debate, de pensamiento creativo, de conversación rigurosa y de diálogo y debate. Es, para mí, uno de los espacios de aprendizaje más preciados que he experimentado.

Y eso está en el contexto: a nuestro presidente le gusta seguir diciendo que, ya sabes, la convocatoria debe realizarse, nuestras ceremonias de graduación deben realizarse, porque esta es la generación COVID y necesitan ese tipo de espacios. Bueno, es la generación COVID la que ha construido este campamento. Y han construido un espacio de colaboración multireligiosa. Hemos tenido Shabat. Estamos planeando nuestro quinto Shabat para el viernes por la noche, donde tendremos oraciones tanto en árabe como en hebreo. Tenemos estos increíbles espacios de conversación, de aprendizaje. Y el aprendizaje va en todas direcciones. No es una dirección.

Entonces, las promesas mismas de nuestra universidad, que, por supuesto, se vieron profundamente comprometidas durante los cierres, y creo que la universidad casi parece preferir el cuerpo estudiantil desconectado y fuertemente administrado, en lugar de lo que en realidad es una manifestación, una especie de audacia. de la Declaración de Propósito Institucional de nuestra institución que se está llevando a cabo en el Círculo por Palestina, el Círculo del Pueblo por Palestina. Entonces, muchos de nosotros no sólo defendemos los derechos básicos de nuestros estudiantes en sus posturas, en sus protestas y en sus derechos a la libertad de expresión y reunión, sino que nos sentimos increíblemente protectores del hermoso, hermoso experimento en las relaciones, el aprendizaje y en un futuro que es muy, muy diferente del que nos está dando el mundo. Y sentimos un interés personal en defender ese espacio.

AMY GOODMAN : Deb Cowen, queremos agradecerle por estar con nosotros, profesora de geografía y planificación en la Universidad de Toronto y miembro del comité directivo de la Jewish Faculty Network, y a Mohammad Yassin, graduado de último año en economía y estadística en la Universidad de Toronto. , portavoz de prensa de Occupy University of Toronto, miembro del equipo negociador estudiantil. Yassin es palestino y tiene familiares actualmente en Gaza.

fuente: https://www.democracynow.org/2024/5/30/palestine_protest_university_of_toronto

también editado en https://redlatinasinfronteras.wordpress.com/2024/06/01/canada-palestina-acampada-solidaria-en-la-universidad-de-toronto/

otros enlaces relacionados: https://redlatinasinfronteras.wordpress.com/category/palestina/
https://twitter.com/HoyPalestina

reenviado por enred_sinfronteras [at] riseup.net
https://mastodon.bida.im/@RedLatinasinfronteras
https://twitter.com/RedLatinaSinFro/
§Solidaridad sin fronteras
by reenvia Red Latina sin fronteras
https://twitter.com/HoyPalestina
§Canadá-Palestina: Acampada Solidaria en la Universidad de Toronto--información adicional-
by reenvia Red Latina sin fronteras
Palestina liberada y unificada en paz, sin colonialismo
información complementaria a la nota Canadá-Palestina
Acampada Solidaria de la Universidad de Toronto:

30/31 de mayo
La policía municipal de la ciudad de Toronto afirmó que no desmantelará el campamento sin una orden judicial (en respuesta a un pedido de apoyo que la Universidad mandó a la policía al emitir el aviso de allanamiento el 24 de mayo).
31 de mayo
La administración de la Universidad de Toronto emitió una nota para “corregir cualquier malentendido de que el aviso de allanamiento del 24 de mayo podría resultar en el despido de profesores que no obedecen al aviso.” Sin embargo la nota no se refiere al posible despido de bibliotecarios y otros empleados ni retira las amenazas de otras medidas disciplinarias contra los estudiantes o empleados de la Universidad que apoyan el campamento.

reenviado por enred_sinfronteras [at] riseup.net
Add Your Comments
We are 100% volunteer and depend on your participation to sustain our efforts!

Donate

$40.00 donated
in the past month

Get Involved

If you'd like to help with maintaining or developing the website, contact us.

Publish

Publish your stories and upcoming events on Indybay.

IMC Network