SF Bay Area Indymedia indymedia
About Contact Subscribe Calendar Publish Print Donate

Americas | International | En Español

La represion y el hostigamiento siguen la Otra
by laura y jen: centro de medios libres
Sunday Jan 29th, 2006 11:35 PM
Presuntamente, el gobierno mexicano ha dado la bienvenida a la gira del
Delegado Zero a través de México, pero varias comunidades participantes en
la Otra Campaña han reportado hostigamientos y amenazas por parte del
gobierno y agentes paramilitares.
zapatistaestrella.jpg
zapatistaestrella.jpg

Las comunidades involucradas con la Otra Campana enfrentan un gran riesgo
de repression por parte de grupos organizados antes y despues de la
llegada del Delegado Zero. Por su naturaleza revolucionaria, el EZLN no es
bienvenido en muchos sectores de la sociedad mexicana. Durante su doceavo
ano de existencia, las comunidades del EZLN han sufrido ataques,
asesinatos, intimidacion y acoso de partidos politicos mexicanos y
paramilitares.

Por supuesto cada lugar que la Otra Campana visita se ha llenado de agenes
de gobierno encubiertos, observando y documentando las actividades, las
caras y los nombres de las personas participando en las actividades.

Una serie de incidents han ocurrido en Mexico los pasados meses, donde las
organizaciones e individuos han enfrentado hostilidad y amenazas por su
participacion en la Otra. Gente de los estados de Oaxaca, Tabasco,
Veracruz, Quintana Roo, Chiapas, Campeche y la Cd. De Mexico han
experimentado distintas formas de hostigamiento.

Una de los casos mas extremos ocurrio en el pueblo de Rosario, Chiapas. El
17 de enero, tres distintas organizaciones paramilitares incluyendo
militantes del PRI llegaron a provocar disturbios en el pueblo,
destruyeron las rejas de un corral de caballos y algunos campos de maiz
pertenecientes a los Zapatistas.

Al siguiente dia a las cuatro de la manana, el Sr. Lopez fue liberado tras
ser forzado a firmar un documento donde renunciaba a su postura. Fue
amenazado de ser colgado si no cambiaba su posicion. Despues de ser
liberado, los agresores volvieron a caballo para robarse el maiz de los
Zapatistas.

Otras situaciones han ocurrido cuando distintos colectivos fueron
prevenidos de poner mesas en espacios publicos en Veracruz y el Estado de
Mexico. El 5 de diciembre del 2005, miembros del Partido Revolucionario de
los Trabajadores (PRT) en la Candelaria, Campeche recibieron una visita de
agents del gobierno federal que trataron de intimidarlos y obstaculizar su
participacion en la Otra.

En Tabasco, donde la Otra Campana esta pasando ahora, un grupo que espera
recibirla, fue visitado por la policia federal en enero 23, para verificar
si el Delegado Zero va a llegar. En el pueblo de Francisco I. Madero en
Tabasco, un agente de Seguridad Nacional de Mexico estuvo tomando video en
varias locaciones del area, incluyendo las casas de las personas
identificadas como simpatizantes de la Otra. Los residents han observado
un incremento de presencia y movilizacion militar en esa zona.

Una familia que caminaba por el pueblo costero de Tulum, Quintana Roo,
distribuyendo volantes anunciando la llegada del Delegado Zero, fueron
amenazados por la policia local quienes destruyeron esos volantes y los
siguieron todo el recorrido. Mas tarde en la estacion de policia, la
familia fue informada que no es illegal distribuir propaganda, pero que la
reglas cambian cuando se trata de la imagen del Subcomandante Marcos y las
siglas EZLN aparecen. Cinco miembros del colectivo RATA (Resistencia de
Anti-Tortura Animal), un colectivo punk antiautoritario fue seguido por la
policia estatal en Oaxaca. Una vez que los miembros del colectivo RATA
fueron aprehendidos, los interrogaron y los agredieron fisica y
verbalmente.

El 20 de noviembre, Gustavo Jimenez, defensor de derechos humanos, fue
casi asesinado por sujetos armadas. Dos dias despues, despues de hacer una
denuncia publica sobre este acto, sufrio un atentado mas contra su vida.

Esta situacion demuestra el peligro que representa organizarse por un
cambio social justo en Mexico. Historicamente, los movimientos de justicia
social en Mexico han sido hostigados, intimidados y masacrados por el
gobierno mexicano y los palamilitares auspiciados por el gobierno mismo.