SF Bay Area Indymedia indymedia
About Contact Subscribe Calendar Publish Print Donate

Americas | International | En Español | Environment & Forest Defense | Global Justice and Anti-Capitalism | Police State and Prisons

Los caminos de la autonomía llevan a Cherán
by carolina
Thursday May 31st, 2012 5:54 AM
Para compartir experiencias de autonomía y respaldar el levantamiento y proceso actual de auto-gobierno en el pueblo de Cherán, Michoacán, unas 500 personas de 15 ciudades de México y 11 países del mundo participamos en el Encuentro Nacional de Resistencias Autónomas Anticapitalistas a finales de mayo 2012.

El levantamiento de la comunidad Cherán K´eri, Michoacán, el 15 de abril de 2011 y el proceso de auto-gobierno en curso ahí es, para muchas personas, una fuente de inspiración, una fuerte resistencia que hay que defender y una experiencia de la que podemos aprender mucho. Por eso, durante los días 24, 25, 26 y 27 de mayo del 2012, unas 500 personas de 15 ciudades de México y 11 países del mundo levantamos un campamento en la orilla de este pueblo purépecha como participantes en el Encuentro Nacional de Resistencias Autónomas Anticapitalistas. La idea era respaldar a la comunidad de Cherán y compartir experiencias de la construcción de autonomía, opciones de auto-organización y maneras de vivir en armonía con la naturaleza.

En las calles del pueblo se escucharon a lo largo de tres marchas los gritos ¡Cherán, hermano, el pueblo te da la mano! y ¡Cherán, amigo, el pueblo está contigo!

En el acto de inauguración, el Consejo Mayor de Cherán dio la bienvenida a la gente reunida en la plaza principal y el tatá José Merced enfatizó que ésta no es la primera vez que Cherán tiene un levantamiento. Durante la Revolución Mexicana, Cherán se levantó en armas. “Ahora en el nuevo gobierno de Cherán, los K’eri son los consejos de gobierno nombrados por la gente, haciendo a un lado a los partidos políticos y a los dirigentes…que buscaron lograr el poder. “¡Esto en Cherán K’eri se acabó!… A todos ustedes los recibimos con nuestro corazón…sin distinguir edad, porque la juventud la llevamos en el corazón,… somos jóvenes de corazón y de alma permanentemente jóvenes…somos jóvenes guerreros y guerreras permanentes”.

En el acto, la compañera Eduarda de Radio Ñomndaa leyó un documento sobre la autonomía donde habla de Cherán como un ejemplo de lucha, de dignidad y de resistencia. También se leyó el pronunciamiento de la Red de Resistencias Autónomas Anticapitalistas, que define cuatro ejes de resistencia: bloquear el capital, poner fin a la guerra contra el pueblo de México, defender a la Madre Tierra y construir autonomías. Además se leyeron mensajes de apoyo de Occupy Oakland y de los indignados de Barcelona. Se pidió un momento de silencio en honor a los diez comuneros asesinados en la defensa del bosque y la comunidad y se realizó una ceremonia tradicional en la cual cuatro chicas presentaron la hermosa bandera de la nación purépecha con el símbolo del gran fuego en el centro y su inscripción Juchari Uinapikua, “Nuestra fuerza”.

La misma tarde en la plaza central se celebró el primer foro con la participación de la Brigada Callejera, FPFVI-UNOPI y Radio Ñomndaa, grupos que tienen años de experiencia en los caminos de la resistencia, la autonomía y la auto-organización: el primero que empezó con la organización de trabajadoras sexuales en la zona de La Merced en el Distrito Federal y ahora tiene agrupaciones en 28 estados de la República, el segundo con trabajo en el área de vivienda y la creación de espacios culturales y educativos en los barrios del Distrito Federal, y el tercero en la formación del municipio autónomo de Suljaa en la Costa Chica de Guerrero y la creación de una estación de radio en el idioma amuzgo, Radio Ñomndaa, La Palabra del Agua bajo fuerte represión de los caciques y gobiernos de todos colores.

En los días siguientes, se realizaron ceremonias del fuego, talleres, mesas de diálogo, foros, proyecciones de video y programas culturales con música y danza tradicional de Cherán integradas con un poco de rap, reggae dub y ska.

El 26 de mayo, la última noche del Encuentro, se celebró un foro con la participación de Ignacio del Valle de San Salvador Atenco, quien se acordó de las palabras del jefe de la policía federal: “Háganse a un lado porque los vamos a barrer”. “Pero nosotros decidimos no ser barridos”, dijo Nacho. “Nuestra memoria no se olvida de la agresión,… pero hay que caminar juntos y no rendirnos”. Se escucharon las palabras de los jóvenes de Radio Fogata y de la Ronda Comunitaria, igual que las de un integrante del Consejo Mayor de Cherán, quien dijo que la comunidad había quedado dividida por la indolencia y egoísmo entre 6 partidos que permitieron la destrucción del bosque, el agua y la vida comunitaria hasta que un grupo de valientes mujeres con un grupo de jóvenes pusieron fin a los abusos. Destacó que ahora no hay líderes en Cherán, donde “mantener un árbol es mantener la vida”.

El Foro se desbordó en aplausos cuando subió al templete la compañera Angelina, quien recordó que antes del 15 de abril de 2011, la gente no tenía la libertad de andar en la calle en la noche. “Tuvimos que actuar por nuestros hijos”. Después de correr a los saqueadores, pasaron muchas noches frías en las fogatas en defensa de la comunidad. ”Antes teníamos mucho miedo pero ahora estoy contenta porque andamos bien y somos más libres”. Siguió Alicia, integrante de la Comisión de Diálogo, quien habló de la manera en que un puñado de mujeres rompió con la desesperación y humillación y se volvió la punta de lanza en defensa del bosque y la comunidad.

En el Foro, el antropólogo Gilberto López y Rivas recordó a todos de la penetración policial-militar de Estados Unidos en México y de su estrategia imperial. Dijo que en Cherán hemos visto que la autonomía es un verdadero eje de lucha contra el narcotráfico, pero que la autonomía no siempre es algo positivo. Hay que darle contenido. Y la clave es la auto-transformación.

El domingo 27 de mayo, el Encuentro terminó con otra animada marcha (la tercera) desde el campamento, a la que un contingente de comuneros entró bailando gozosamente en filas que serpenteaban por las calles al son de la orquesta de Cherán.

En la clausura del Encuentro, los asistentes nos manifestamos a favor de la libertad de los presos políticos Alberto Patishtán Gómez y Francisco Sántiz López, exigimos justicia por el Municipio Autónomo de San Juan Copala y repudiamos el desalojo de la okupa Altépetl en el Distrito Federal. Reiteramos nuestro apoyo a Cherán y aprobamos una propuesta de la Red de Resistencias Autónomas Anticapitalistas para una próxima jornada nacional de solidaridad con el pueblo de Cherán.

A continuación las voces de unas compañeras y compañeros entrevistados por esta reportera, en dos de los casos, en conjunción con otras compañeras de medios libres:

Habla Guille, mujer de Cherán

“Ese día, era muy temprano. Muchos todavía no se levantaban. Yo era una de las primeras personas que acudió al llamado. Me inquietaba mucho el por qué tantos cohetes en el área donde se inició todo el conflicto. Aquí tenemos la costumbre de que cuando algo fuerte pasa en la comunidad, nos comunicamos con los cohetes. Cuando la gente escucha que truenan cohetes, inconscientemente contamos cuántos cohetes se están tronando. Si pasan más de tres, salimos a la calle y preguntamos qué pasó, que hay, o por qué están tronando tantos cohetes. Ese día fueron una infinidad de cohetes y luego empezó el repique de las campanas. Esto significa que algo muy grande está pasando. Es decir ‘Alerta, Cherán, estamos en problemas’.

“Yo trabajo en una guardería y antes de ese día, siempre estaba enfocada a mi trabajo. Casi no iba a las reuniones. Cuando ellos estaban talando, amenazaban a la gente. Llegó a haber secuestros, extorsiones. Después de las 7 de la tarde nosotros ya no podíamos andar en las calles. Teníamos que estar todos adentro porque a esa hora era cuando ellos venían y si veían gente, las amenazaban. Ellos empezaban a bajar con la madera a las 3, 4, 5 de la mañana.

“Hubo reuniones para hablar de qué hacer sobre la tala y éstas empezaron a ser más constantes cuando desaparecieron a tres compañeros que formaban el Comisariado de Bienes Comunales el 10 de febrero de 2011. En las reuniones hubo mucha división en las propuestas de la gente y nadie nos animábamos a poner un ‘hasta aquí’ por el miedo que teníamos. Pero ese día viernes 15 de abril no fue como todos los demás.

“Cuando llegué me enteré de que desafortunadamente un compañero había sido herido y las compañeras se requerían de apoyo. Vine sobre las calles avisando a todos que tenían que cerrar las calles porque ya no hubo paso para los camiones. Mi intención era que acudiera más gente para el apoyo de las mujeres. Entonces, desde el primero día me uní con ellas.

“Bueno, para explicar un poco, cada viernes todas las mujeres salimos a barrer las calles de la comunidad muy temprano, como a las 6 de la mañana. Ese día el grupo de mujeres que les tocó barrer el área alrededor de la iglesia El Calvario fueron las que iniciaron todo eso. Han de haber sido unas veinte personas. Era muy triste ver cómo bajaron todos los carros llenos de madera. Ese día venían bajando varios como a las 6 de la mañana. Y ellas decidieron con piedras y con cohetes detenerlos. Nadie dijo ‘Va a ser hoy’, ‘Va a ser a tales horas’. Nadie. En ese momento se inició. Fue espontaneo.

“Al escuchar los cohetes y las campanas, casi inmediatamente se sumó un grupo de jóvenes y posteriormente los mismos vecinos. Se quemaron siete camiones y se detuvieron a cinco personas y los demás lograron huir con el apoyo de la misma policía de nuestro municipio. Desde ese momento desconocimos a la autoridad, a los policías. La mayoría de ellos ni siquiera eran de aquí. Y de hecho, estaban en relación con el crimen organizado. Los otros quedaron retenidos siete días.

“Después de esto empezamos a tener reuniones todos los días a las 6 de la tarde, en un principio ahí en El Calvario, y después en los puntos de reunión de los cuatro barrios, y las reuniones generales se hacían aquí en el Centro. Fue algo fuerte porque aquí en la comunidad nunca habíamos pasado por un momento así. Mucha gente tardó en salir de sus casas porque se había enfermado por el susto, por el miedo que en su momento se tenía.

“Es casi imposible expresar lo que sentía yo en ese momento. Sentí una impotencia al pensar que no podíamos detenerlos porque ellos andaban armados y nosotros no teníamos nada, pero al mismo tiempo, esa misma impotencia me daba coraje para continuar. No porque ellos tuviesen armas nosotros íbamos a quedar de brazos cruzados. No sabíamos qué iba a pasar, pero afortunadamente creo que hasta ahora hemos detenido un poco la gran cantidad de árboles que nos estaban derribando y sobre todo, que somos un poco más libres.

“Las barricadas se organizaron desde ese mismo día. Las fogatas también por la noche ya estaban prendidas. ¿Cómo? No sabemos. Fue algo como instinto de todos. ‘Yo estoy aquí en la esquina y yo voy a proteger a mi área’. Nadie nos dijo: ‘Ustedes hagan fogatas. Ustedes hagan barricadas’. No hubo líderes y la ronda no se organizó hasta después. Estábamos sin armas, simplemente con las guardias que se organizaban en las fogatas. Mujeres, hombres, jóvenes, niños, todos participábamos en las fogatas.

“Creo que la autonomía la empezamos a adquirir desde el momento en que decidimos enfrentar a esas personas. Y ¿por qué no queremos presidentes municipales y todo eso? Porque sabemos que son parte de ellos. Si los aceptáramos, estaríamos aceptando nuevamente a que nuestros bosques se estuvieran destruyendo aún más que ahora. Los políticos van de la mano con el narco.

“Desde esos días, somos diferentes. Y el estar luchando, peleando por ser diferentes nos ha costado vidas. Pero también en honor a todas esas personas que han entregado su vida por la misma lucha, vamos a continuar para lograr lo más que se pueda en cuanto a la naturaleza, que es nuestra vida. Me siento muy tranquila. Me identifico con todo lo que nos está pasando porque lo viví desde un primer momento. Yo no tengo hijos, pero veo a mis sobrinos y quiero que vivan en libertad.

“Hasta ahorita estamos todavía en incertidumbre porque no hemos logrado lo que queremos. No hemos logrado que nuestro territorio se deje en paz. Porque aunque no están sacando de aquí, están sacando de otra área, no en la misma cantidad. Todavía no es el momento de dar un suspiro de alivio. Queremos que nos dejen nuestros bosques sanos.

“Hay brigadas de hombres quienes suben a diario a los bosques a cuidar, a reforestar, a rehabilitar, a limpiar. Es muy peligroso. De hecho, desafortunadamente ha habido más pérdidas de vida en estos intentos a rescatar el bosque.

“Hay personas que se arrepienten, sobre todos los que llevaban algún interés en cuanto a la lucha de poder, en cuanto a los partidos políticos. Los que querían poder en el municipio quedaron fuera y hasta cierto punto quedaron derrotados. Ellos han intentado nuevamente desintegrarnos, pero esperemos que no lo logren. Estamos todavía fuertes y estamos unidos. Somos la mayoría. En este movimiento hay gente que nunca se integró en los partidos políticos. Creo que vamos bien. No hemos logrado todo lo que queremos, pero tenemos más seguridad. Y somos libres.

“Lo único que me gustaría es que toda la gente que en su momento lea este artículo, ahora sí que analicen que el movimiento no es por intereses particulares ni de interés de un pequeño grupo de personas. El beneficio va a ser para todos. El planeta lo queremos todos. El planeta nos da vida. Los árboles nos dan vida. Nos dan agua. Y también son vidas que tenemos que respetar”.

La voz de la Ronda Comunitaria

Entrevista realizada en conjunción con María X y Elena

“Cuando estaban talando el monte por aquí, cruzaban todo el pueblo y teníamos que hacernos a un lado porque andaban armados. Ese era el temor de nosotros. Le habíamos pedido al gobierno poner fin a la tala pero como siempre, nunca hacen nada para el pueblo. Nada más prometen y prometen. Hasta ahorita no hemos tenido solución desde el gobierno, sólo del pueblo.

“Cuando se levantó este movimiento, las que lo iniciaron fueron mujeres. Fue como a las 4 de la mañana cuando empezaron a detener carros y empezaron a detonar cohetes, pues. Y ya se fue juntando a la gente ahí cerca de una capilla en el barrio tercero que se llama El Calvario. Ahí fue donde se inició todo. Se juntó bastante gente. Bloqueamos las calles con piedras. Ya no había acceso al pueblo para nada. Pusimos las barricadas y las fogatas y la gente nos traía comida en la noche. Pero al principio no se había formado la ronda. Nos levantamos sin armas y sólo después nos armamos.

“Algunas personas propusieron organizar la ronda e invitar a los jóvenes a sumarse. Me invitaron a mí y he sido parte de la ronda desde dos meses después que empezaron. ¿Por qué? Porque yo quería estar aquí con el pueblo y defenderlo. Asegurar que estos delincuentes no se metan aquí. Para esto nos organizamos.

“Somos voluntarios. Nadie dice: tú vente. Desde el principio nos armamos todos. Personalmente a mí sí me gusta este movimiento. Está en contra de los que estaban talando el monte. Somos cuatro barrios aquí y nos encargamos cada quien de su barrio. Era muy cansado estar aquí día y noche y por eso ya nos organizamos un poco mejor. Ahora nosotros entramos a las 10 de la mañana y salimos a las 10 de la noche cuando entran otros y podemos descansar un poco.

“No tenemos jefes. Aquí estamos todos juntos. Cualquier persona de la ronda puede contestar cualquier pregunta que ustedes quieran hacer. Todos saben lo que ha pasado aquí y lo que sigue pasando. Estamos aquí voluntariamente. Ahora tenemos coordinadores, pero las decisiones se toman entre todos.

“Hemos logrados varias metas. Ya no están talando el monte por estas partes aunque siguen bajando madera de ese cerro, de un rancho que se llama Cerezos. Pero desde que los paramos aquí, la situación se ha calmado. No han levantado gente aquí en el pueblo de Cherán. La gente anda más a gusto en la noche porque saben que estamos cuidando las entradas. Establecimos nuestro propio gobierno. No queremos nada de partidos políticos porque dividen a la gente. En cambio, aquí toda la gente está trabajando conjuntamente.

“Hay unas personas que están en contra del movimiento. La mayoría se dedicaba a la madera, a talar monte, pero es una octava parte del pueblo. La mayoría está de acuerdo con nosotros. La situación sigue tensa. En abril asesinaron a dos compañeros que estaban trabajando y hoy mismo encontraron el cuerpo de otra persona. Todavía no tenemos todos los detalles de lo que pasó. A lo mejor ellos quieren entrar. Por eso siempre estamos revisando todos los coches que pasan. Por acá no van a entrar. Le damos las gracias a toda la gente que nos ha apoyado”.

Desde Radio Fogata, Ángel y Mauri hablan de su proyecto

Entrevista realizada en conjunción con Alejandra de La Voz de Villa Radio

Mauri: El nombre de la radio tiene que ver con la organización de la comunidad alrededor de las fogatas cuando comenzó el movimiento el 15 de Abril de 2011. Le pusimos Radio Fogata por las fogatas de nuestra comunidad y además el fuego para los purépechas es un símbolo y arma de organización. La radio comenzó como un taller para los jóvenes…. La mayoría tienen desde 15 a 20 años…. Tratamos problemas de migración, ambientales, de mujeres. También participan otros grupos de la comunidad como los niños. Los hemos invitado muchas veces. Les interesa todo esto de cuidar los recursos naturales…

Ángel: Uno de los motivos por los que se decidió poner una radio es para informar o comunicar a la gente del pueblo. Cuando había reuniones o eventos o algún incidente, no se podía comunicar de inmediato a toda la comunidad. Aparte, contamos aquí en Cherán con una radio pero es del gobierno y esa radio no permitía la información real de lo que estaba pasando…

Mauri: Sí de hecho, una vez se tomó esa radio. Toda la comunidad se lanzó contra esa radio porque no permitía que se comunicara todo lo que estaba pasando aquí en la comunidad. Entonces, después de tomar el taller, se formó esta radio con pura gente que no se dedica a la radio pero que queríamos apoyar a nuestra comunidad de alguna manera…

Ángel: Antes yo sólo era estudiante de bachilleres. Ahora sí que en ese momento, no había clases, no había nada que hacer, y yo decidí colaborar de una manera ya que sólo la pasaba en mi casa y de esa manera nunca vamos a lograr nada ¿no? Y así fue que decidí salir un día y me di cuenta que había un taller de radio y me dije: Vamos. Vamos a ver qué pasa.

Mauri: Yo no tenía experiencia en esto de la comunicación. También escuché del taller y me interesó. Nunca creí pertenecer a una radio y estar transmitiendo los programas ambientales. En eso sí tenía experiencia en lo del medioambiente. Yo antes estaba estudiando en Morelia en la Facultad de Biología. Entonces me interesa mucho todo esto de la naturaleza. Y pues al pertenecer a la radio y ver tantos problemas que teníamos aquí en la comunidad al respecto, yo decidí hacer un programa con la compañera e informarle a todos los chavos, a toda la gente, a todos los niños, que deberíamos cambiar nuestra forma de actuar en contra de la naturaleza, y al contrario debemos cuidar todos estos recursos para que estemos bien, pues, con nosotros mismos y con el medioambiente…

Ángel: La satisfacción principal de hacer esto es que cambias tú como persona. Dejas de pensar que todo el mundo es feliz y que todo el mundo es una buena persona. Cambias tu forma de pensar totalmente de los partidos, de cómo se organiza la gente, de qué es lo que pasa en el mundo. Tienes más interés en todo lo que pasa alrededor de nosotros.

Mauri: Aprendes mucho ¿no? de toda la gente que nos visitan, de todos los colectivos que vienen del país y también de otros países…Nos podemos dar cuenta de que no somos los únicos que tenemos problemas aquí en la comunidad…Tienes muchas experiencias y de estas aprendes mucho y te sientes muy contento porque sabes que a través de la radio la gente te escucha y puedes cambiar la forma de pensar de mucha gente.

Ángel: ¿Un mensaje a otros jóvenes? Que abran los ojos. Que no se dejen engañar.

Mauri: Sí. Que no se dejan llevar por todo lo que dicen los medios de comunicación y que se motiven, se animen a tomar un micrófono, a tomar una cámara, a tomar todo que se usa en la comunicación para dar a conocer la verdad y no sólo una parte….Los chavos somos los que podemos cambiar la sociedad. Podemos exigir muchas cosas porque somos quienes vamos a estar aquí después y que vamos a sufrir las consecuencias de todas las malas acciones que se hacen…Ha habido muchos cambios aquí en la comunidad. Me siento más seguro porque antes hasta los mismos policías eran corruptos. No había seguridad. No había confianza… Pero mucha gente pensaba diferente y ya con este movimiento hubo una organización de toda la comunidad y todos nos hemos protegido entre todos…y pues ya me siento más seguro y muy feliz porque pertenezco a Radio Fogata y he podido expresarme.

Ángel: Antes del 15 de abril, hubo mucho que decir, mucho que sentir, pero por el miedo y por todas las cosas — levantones y balaceras, etc, nadie quería levantarse a decir no, ya paren eso. Eso es mío. No tienen por qué meterse aquí ustedes. No tienen nada que ver con la comunidad…. Sí hubo muchas ganas de poder hacer algo pero ese miedo impedía hasta ese día que se dio la oportunidad de levantarse y sacar a esas personas que se estaban robando nuestra madera, nuestros árboles.

Mauri: Pues el problema por el que se decidió, pues, hacer el levantamiento aquí en la comunidad ya existía hace mucho tiempo. Unos dos años o tres años antes del 15 de abril. Y todo por miedo a esa gente a que nos hiciera algo, pues no se hacía nada, no se hacía un alto, un ya basta hasta el 15 de abril. El 14 de abril fue cuando empezaron a organizarse todos aquí en la comunidad y el 15 decidieron recibir a toda esa gente con palos, piedras, botellas llenas de grava con gasolina y un pedazo de franela. Fue cuando bajaban del monte en camiones porque era gente que trabajaba toda la noche. Pasaban todos los camiones, no eran 2 o 3, sino 20 0 25 llenos de madera. Y de esa manera, cuando se organizaba la comunidad fue cuando decidieron recibirlos de esa manera. Fue algo muy feo porque a mí no se me olvida y no se me va a olvidar nunca que las señoras gritaban y los niños lloraban, las campanas de aquí de la iglesia sonaban y no dejaban de sonar. Era un miedo que sentías muy feo, sentías ganas de ir y ver a toda esa gente que era la que hacía daño a nuestro bosque y pues agarrarlos a balazos, a pedradas, porque era un coraje muy feo que se sentía contra esa gente. Y pues ya después de eso, lograron la captura de varios de ellos. Y fue cómo comenzó todo el movimiento, fue cómo comenzaron los movimientos aquí en la comunidad para tener un poco más de organización y hasta lograr hoy un gobierno propio.

Ángel: Ese día me sentí muy asustada porque ahí donde queda mi escuela está la salida… y me tocó ver una cuadra repleta de camiones doble rodada, y pues la verdad, todos iban así con un montón de gente, con una camioneta con gente subida tratando de ir y todos los estudiantes. Un desastre. Los maestros bien preocupados. Así con ganas de correr y ganas de querer hacer algo pero pues ahora sí te invade ese miedo de ahora si que ¿qué hago?…

Mauri: La gente se cansó. Y si el gobierno no quiso hacer nada en contra de ellos, pues la comunidad decidió que nosotros debemos hacer algo para detenerlos. Y pues fue cómo se hizo. No fue con estrategia ni nada. Sólo fue el puro coraje. Su gente siempre andaba armada y esa era el miedo de la comunidad de que si uno los miraba, te daban un plomazo, hasta que ese día cuando se escondieron en los arbustos, en las esquinas y de hecho hubo un comunero a quien le dieron un escopetazo en el ojo y quedó inválido en una silla de ruedas pero muy valiente porque hizo algo por su comunidad y por eso ha de sentir muy contento y feliz.

Mauri: [El proceso de organización en la comunidad] fue largo. Ese día, la verdad, uno a lo mejor uno quisiera organizarse y juntarse en un lugar para que toda la gente llegara pero era mucho el miedo. Era un pueblo fantasma que duró meses así, unos tres meses en que nadie pudo asomarse a la calle. Ni perros andaban en la calle…. Saliendo en las noches a proteger a la comunidad había comisiones de por ejemplo unas 30 personas que vivían en una cuadra. De ellos, unos diez salían en la noche mientras otros descansaban. Fue la organización que se dio y poco a poco fue recuperándose la comunidad de todo eso. Las barricadas siguen pero las fogatas ya se quitaron y ya todo volvió a la normalidad. Ya tenemos la policía comunitaria y veo que hay una organización más bien hecha.

Ángel: [Empezamos a hablar de la autonomía] cuando se empezaron a dar cuenta que el gobierno no iba a hacer nada, y eso era causa de uno de sus partidos… Pues ya no queríamos seguir así. Estábamos cansados de tantas mentiras, tanta palabra y nada de acción. Y eso fue una de las principales razones por las cuales se decidió retomar esto. Aquí en la comunidad, en esta forma de organización se eligieron las personas no por su popularidad, sino por su forma de ser, sus valores, su conocimiento obtenido en una escuela o su experiencia de vida… Hay más confianza y creo que van a hacer algo más mejor que los partidos políticos.

Mauri: Los partidos políticos no hacen bien las cosas. Es mejor tener una organización como la que se hizo aquí en la comunidad y de ahí elegir un gobierno propio en que no exista ningún partido. No hacen nada para la comunidad; sólo hacen cosas por ellos.

Ángel: El taller de radio se hizo tres meses después ya cuando todo estaba más tranquilo. Iba a haber un concierto y un tallerista se animó y dijo ‘Yo les consigo un transmisor y hacemos radio bocinas si no conseguimos transmisor. Podemos hacer un evento y platicar de todo lo que pasó desde ese día hasta cómo nos encontramos el día de hoy’. Y unas personas de su colectivo nos ayudaron para hacer nuestra primera transmisión y darnos ese ánimo para poder hacer nuestra propia radio.

Mauri: La compañera de Radio Vecindad nos apoyó mucho. Ella nos prestó su grabadora y nos dijo que saliéramos a las fogatas a entrevistar a la gente para tener material para transmitir en nuestra radio. Y comenzamos con la grabadora de ella a preguntar a la gente sobre el levantamiento aquí de la comunidad y pues todas las inconformidades que tenía la gente en contra del gobierno—de inseguridad, de sobreprotección a esa gente. De hecho en el Youtube hay videos de esas comunidades. Si ustedes ponen ‘Capacuaro’ salen unos videos donde esas personas grababan videos de cómo cortaban los pinos. Y levantan los noticieros y se burlan de aquí de nuestra comunidad y hacen comentarios sobre el gobierno. No importa que la gente se organice y le ponga un alto a la destrucción de sus bosques. El gobierno los protege a ellos…

Ángel: Gracias por visitarnos y ojalá que todos se animen a hacer algo por nuestro medioambiente, por nuestra sociedad para que no sigamos cayendo en las redes de los partidos políticos del egoísmo.

Mauri: No son cuentos lo que nosotros hablamos. Son las cosas que pasan aquí en nuestra comunidad. Invitamos a la gente a que se organice y ponga un alto a las injusticias.

§
by carolina Thursday May 31st, 2012 5:55 AM
img_4549--.jpg
img_4549--.jpg

§
by carolina Thursday May 31st, 2012 5:55 AM
img_4568--.jpg
img_4568--.jpg

§
by carolina Thursday May 31st, 2012 5:55 AM
img_4523--.jpg
img_4523--.jpg

§
by carolina Thursday May 31st, 2012 5:55 AM
img_4522--.jpg
img_4522--.jpg

§
by carolina Thursday May 31st, 2012 5:55 AM
img_4540--.jpg
img_4540--.jpg

§
by carolina Thursday May 31st, 2012 5:55 AM
img_4538-.jpg
img_4538-.jpg

§
by carolina Thursday May 31st, 2012 5:55 AM
img_4572--.jpg
img_4572--.jpg

§
by carolina Thursday May 31st, 2012 5:55 AM
img_4587--.jpg
img_4587--.jpg