SF Bay Area Indymedia indymedia
About Contact Subscribe Calendar Publish Print Donate

Americas | International | En Español | Health, Housing, and Public Services

CAO atestigua exitoso proceso de diálogo entre NSEL y ASOCHIVIDA
by Chaba
Tuesday Oct 9th, 2012 5:42 PM
La Oficina del Asesor en Cumplimiento/Ombudsman del Banco Mundial (CAO por sus siglas en inglés), destacó los principales logros del exitoso proceso de diálogo entre Nicaragua Sugar Estates Limited (NSEL) y la Asociación Chichigalpa por la Vida (ASOCHIVIDA), en un documento en el que las partes acuerdan el cese de la mediación de la CAO a partir del 30 de junio de este año.
El acuerdo de entendimiento directo entre NSEL y ASOCHIVIDA resaltó la eficiencia de los resultados de este diálogo iniciado con la mediación de la CAO en marzo de 2008 y a la firma del mismo asistió en carácter de testigo, la vicepresidenta de esta oficina del Banco Mundial, señora Meg Taylor.

El documento subraya el consenso de las partes en la necesidad de buscar las causas de la Insuficiencia Renal Crónica (IRC) en el occidente de Nicaragua, así como la selección de mutuo acuerdo de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Boston para la realización de este estudio y la aprobación conjunta de los planes de la investigación y sus resultados a la fecha.

Un aspecto importante que destaca el acuerdo es el apoyo brindado por NSEL a las familias afectadas por IRC desde junio de 2009 y que asciende a más de cuatro millones de dólares, colaboración que la empresa ha realizado dentro de sus políticas de Responsabilidad Social y sin obligación legal de por medio.

Solamente en ayuda alimentaria NSEL ha destinado 2,8 millones de dólares para beneficiar actualmente a 2,211 familias y ha establecido un fondo de 165 mil dólares de micro-crédito, otorgable en condiciones favorables para los miembros de ASOCHIVIDA.

Una de las iniciativas más interesantes es la adquisición por parte de NSEL de una granja avícola por un monto de 235 mil dólares que tiene como objetivo transferir la totalidad de las utilidades a ASOCHIVIDA y en un término de cuatro años traspasarle la propiedad y la administración del establecimiento.

También NSEL desarrollará un proyecto de iniciativas empresariales en conjunto con el Banco de Desarrollo Alemán (DEG) que será conducido por Nitlapan, un organismo especializado en metodología de desarrollo rural y urbano, que conducirá a los miembros de ASOCHIVIDA en el diseño de negocios.

Otro proyecto de gran envergadura es la construcción de cien viviendas por un monto de 550 mil dólares en conjunto con el Instituto de Vivienda Urbana y Rural (INVUR), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Fundación Colmena, la Alcaldía de Chichigalpa, American-Nicaraguan Foundation (ANF) y NSEL.

De gran impacto ha sido el apoyo de NSEL a la mejora de los servicios de salud del municipio de Chichigalpa por un valor anual aproximado de US$ 210,000 (doscientos diez mil dólares). Adicionalmente, NSEL ha realizado una oferta en conjunto con el Banco de Desarrollo Alemán (DEG) dirigida al Ministerio de Salud de Nicaragua (MINSA) por valor de US$ 320,000 (trescientos veinte mil dólares) para un proyecto de construcción de una nueva clínica de salud y mejora de atención para pacientes con IRC, oferta que fue aceptada por el MINSA que autorizó a NSEL a realizar la construcción de manera directa, así como los planos para la obra. Con un aporte de NSEL, la Alcaldía de Chichigalpa adquirió el terreno necesario donde el MINSA tiene previsto construir también un hospital primario.

Ver documento completo:
http://www.cao-ombudsman.org/cases/document-links/documents/NSEL_ASOCHIVIDA_CAO_SignedAgreement_June282012.pdf
Un equipo multidisciplinario y multinacional dirigido por la Universidad de Boston ha estado investigando desde Nicaragua las causas de la Enfermedad Renal Crónica (ERC) que afecta a pobladores de grandes áreas de Centroamérica, luego de una solicitud presentada en 2008 por la empresa del Grupo Pellas, Nicaragua Sugar Estates Limited (NSEL) y por la Asociación Chichigalpa por la Vida (ASOCHIVIDA), la asociación de enfermos renales más representativa del occidente del país.

El grupo de investigadores publicó recientemente sus más actuales indagaciones sobre el tema en The Journal of Epidemiology and Community Health (JECH), una revista internacional de gran prestigio, especializada en epidemiología y salud pública.

“Ninguno de los factores de riesgo establecidos para la IRC parece desempeñar un papel importante en la epidemia. (…) no existe evidencia de alta exposición a metales nefrotóxicos como plomo o cadmio. Por otro lado, si bien hay un número de factores ambientales, ocupacionales y conductuales a los que la población afectada está potencialmente muy expuesta y que pueden causar lesiones en el riñón en ciertas circunstancias, no se sabe que causen IRC (Insuficiencia Renal Crónica) o por lo menos no en gran escala”, exponen los investigadores en su ensayo.

De acuerdo a los autores de la publicación, todos los estudios anteriores han tenido como principal enfoque la exposición a factores que ocurren en la adultez temprana, sin embargo, dan a conocer que los resultados de un estudio piloto reciente en el que se analizaron varios biomarcadores de daño renal tubular entre adolescentes sin antecedentes de trabajo previo, mostró un patrón de niveles más altos de estos marcadores entre adolescentes que viven en zonas de alta mortalidad adulta por ERC.

“De confirmarse, estos resultados sugerirían la posibilidad adicional de que el daño inicial podría estar ocurriendo a una edad temprana”, indica uno de los más importantes hallazgos del equipo.

Consideran que identificar claramente la(s) causa(s) de esta epidemia es un desafío que requerirá la investigación de varios posibles factores de riesgo y puede requerir la demostración de un mecanismo previamente no descrito capaz de causar ERC.

“Además, una mayor coordinación entre grupos de investigación dentro de Centroamérica y en otros países donde se han descrito epidemias similares sería de gran beneficio”, expresan los investigadores.

“La necesidad interrelacionada de una acción entre la ciencia y la salud pública es casi exclusiva de esta epidemia, y la comunidad mundial de la salud repetidamente ha demostrado su capacidad para hacer frente a este tipo de problema. Es nuestra esperanza que la comunidad traerá sus considerables recursos intelectuales para identificar las causas de esta epidemia desconcertante y poner fin al sufrimiento que ha causado”, agrega la publicación.

Ver artículo completo en:
http://jech.bmj.com/content/early/2012/09/20/jech-2012-201141.full