SF Bay Area Indymedia indymedia
About Contact Subscribe Calendar Publish Print Donate

East Bay | En Español | Global Justice and Anti-Capitalism

Reflexiones sobre la primera semana en Oscar Grant Plaza
by Occupy Oakland
Friday Nov 4th, 2011 2:27 AM
Rebeldes sociales de todo Oakland se han reunido en la Oscar Grant Plaza y han creado un espacio genuino y autonomo, libre de policia y poco acogedor para los políticos. Mientras otras ocupaciones han invitado a policias y politicos, o han negociado con ellos, Occupy Oakland ha tallado una línea en el cemento. Una línea que dice “Si me cruxas, si intentas romper u oscurecer este espacio autónomo, ya sabes -como has observado estos últimos años- de lo que somos capaces”
Este artículo es un análisis de la primera semana en Occupy Oakland, una reflexión de los problemas que nos estamos encontrando y algunas ideas sobre cómo mover la ocupación hacia adelante, hacia el siguiente jodido nivel.
Reflexiones sobre la primera semana en Oscar Grant Plaza
Miercoles, 19 de Octubre, 2011

[Nota: Muchas cosas han pasado este semana, y este información sólo pertenece a la primera semana de Occupy Oakland. Ahora, después de los ataques por la policía a nuestra ocupación, estamos reconstruyendo la comuna de Oakland, y organizando por la huelga general de Miercoles, 2 de Noviembre. Hay más artículos en inglés en el sitio http://www.bayofrage.com]

http://www.bayofrage.com/from-the-bay/occupyoakland-one-week-strong-at-oscar-grant-plaza

Rebeldes sociales de todo Oakland se han reunido en la Oscar Grant Plaza y han creado un espacio genuino y autonomo, libre de policia y poco acogedor para los políticos. Mientras otras ocupaciones han invitado a policias y politicos, o han negociado con ellos, Occupy Oakland ha tallado una línea en el cemento. Una línea que dice “Si me cruxas, si intentas romper u oscurecer este espacio autónomo, ya sabes -como has observado estos últimos años- de lo que somos capaces”
Este artículo es un análisis de la primera semana en Occupy Oakland, una reflexión de los problemas que nos estamos encontrando y algunas ideas sobre cómo mover la ocupación hacia adelante, hacia el siguiente jodido nivel.

ANÁLISIS

Después de mucha organización, coordinación logística, felicidad, sudor y lágrimas, hemos podido gestionar la primera semana de ocupación de la Oscar Grant plaza (conservativamente conocida como Frank Ogawa plaza). La policía no ha puesto ni pie dentro del perímetro de la ocupación sin una apasionada y hostil respuesta. Así pues, la gente que entra en el espacio se va inspirada, con un espírítu rebelde – una fiebre.
En la primera noche preocupaba mucho el numero de personas que se presentarian o si alguien se sentiría suficientemente empoderada o empoderado para pasar la noche. A pesar de la lluvia, al menos 1.000 personas acudieron a la concentración y alrededor de dos docenas de tiendas se instalaron. Despues de servir la comida, la primera asamblea general tuvo lugar en el amfiteatro del ayuntamiento. Con el formato de micrófono abierto, un sistema de sonido amplificado y el espacio abierto dio pie a aquellos quienes estuvieron presentes a que hablasen sobre porqué se encontraban allá – porqué odian al capitalismo, sus pacos y sus prisiones. Aquí, la gente podía decir lo que pensaba sin los obstáculos del orden del día o de la toma de decisiones.
A diferencia de otras ocupaciones en el movimiento occupy, la organización empezó una semana antes de la toma de la plaza. Desde el primer dia, la acampada contaba con una cocina plenamente funcional, una tienda de información y una tienda de suministros. Al final de la semana, había una tienda médica, una tienda de suministros de arte, una tienda de POC, una librería insurreccional, una tienda gratis, la Escuela Gratis Raheim Brown [que toma su nombre de un jóven asesinado por la policía de escuelas en Oakland], la tienda de comunicación, una Sukkah, una cabina de DJ, para no mencionar los cientos de tiendas para dormir. Además, el equipo de cocina rotativo estado alimentando a todo el mundo de forma consistente desde las 8 de la mañana hasta medianoche, y haciendo barbacoas espontáneas. A pesar de algunos problemas, las areas designadas y las tiendas han sido maravillosamente mantenidas y no-exclusivas – funcionando como atractivo para las y los recién llegados, y llevando a todo el mundo a que no se sienta un mero espectador.
Inmediatamente, diferentes temas logísticos que tenían que ser tratados dieron lugar a múltiples grupos de trabajo o comisiones. Esas comisiones están en rotación constante. Esta “belleza en el caos” permite una estructura flexible. Simultaneamente, la gente está organizando y interactuando libremente en el campo como quieren. Algunas sub-comisiones cruciales que la acampada no ha necesitado hasta recientemente, pero que han sido creadas son: seguridad (tratar con fuerzas exteriores como la policía, quienes des del primer momento no son bienvenidos), mediación (tratar con conflictos y dinámicas internos), el grupo de trabajo de moderadores (quienes organizan el orden del dia y ultima el proceso de la asamblea general), el grupo POC [People of Color, gente que no sea blanco/anglo] que se reune cada dia, y finalmente un grupo anti-autoritario/anti-capitalista y un grupo queer. La gente ya no espera la rápida destrucción de su vida cotidiana, sino que participan activamente en cambiar los lazos normalizados – cómo la gente se relaciona entre sí para empoderar a todas las personas involucradas.

Las Asambleas Generales, o “GAs”, son lugares donde la gente de la acampada puede recibir información actualizada, tener debates, planificar acciones y decidir sobre propuestas. El grupo de moderadores de la GA ingenió un proceso de consenso modificado donde un 90% de la mayoría -en lugar del 100%- es suficiente para aprobar una propuesta. Aunque sea un proceso ilusiorio o “democratico”, este proceso le quita poder a los individuos potencialmente autoritarios que quieran secuestrar o sabotear nuestra habilidad para tomar decisiones y seguir adelante. Debido al grupo de moderadores, las GAs funcionan bien y suelen ser emocionantes. Además, la mayoría de la gente que habla en las GAs la suele clavar. Hasta ahora, las asambleas generales (200-300 personas por noche) han tomado las decisiones de no adherirse a partidos políticos o políticos, de enviar una declaración de solidaridad a las compañeras y compañeros de Occupy Wall Street y otro para las personas en huelga de hambre de la prisión estatal de Pelican Bay. También es un espacio donde los sentimientos anti-estado y anti-autoritarios florecen, sean en contra de la policia o en contra del ayuntamiento. Como es de esperar, algunas personas dicen cosas jodidamente racistas/sexistas, pero se las suele echar del estadio a base de abucheos. Con lo que podria ser el final perfecto de la semana, una carta de la ciudad entregada en mano 30 minutos antes de la Asamblea General fue leída en voz alta. La ciudad detalló qué debía ser mejorado “por nuestra propia seguridad” (¿desde cuando la ciudad se preocupa por nuestra seguridad?). Valientemente (se podía sentir la tensión cuando la idea fue inciada) algunas y algunos empezaron a cantar “a quemaro”. Sin dudar, alguien acercó un mechero a la carta. Otra persona añadió líquido de otro mechero a la hoja de papel. Las llamas rabiaron salvajemente durante un minuto. Las, al menos, 300 personas asistentes animaron con un entusiasmo sin precedentes en ninguna de las Gas anteriores. Por alguna razón, sentimos que Occupy Oakland es diferente...

Además de la increible infraestructura y del excelente grupo de moderación que se ha establecido, los eventos organizados son extremadamente diversos y explicitamente políticos en su mayoría. Cada uno de los eventos a lo largo de la semana nutre el tono general de la acampada – performances, hip hop, slams poeticos y proyecciones de películas. En cada caso, la gente encuentra tiempo fuera del trabajo duro para gozar de la compañía del resto. Además de los eventos planificados, hay un gran numero de bailes festivos, performances, etc – acentuando el deseo generalizado de cultivar acciones autonomas. Un dia, una Samba Funk Band marchó por la Oscar Grant Plaza, y tocó durante al menos una hora – cientos de personas rodeándoles y bailando. Esta bonita e inesperada adición a la ocupación, junto con otras similares, demuestran una espontaneidad recurrente. Múltiples veces a lo largo del dia se escucha a gente proclamar cuán inspirada está debido a la acampada y todo lo que puede ser posible aquí. Además de los eventos creativos y divertidos, hay talleres durante todo el dia y son explicitamente inconformistas. La tematica de los talleres va desde las revueltas contemporaneas en Grecia, Chile, el Estado Español y Oaxaca hasta Occupy Everything, que conecta las ocupaciones de estudiantes con lo que está pasando aquí. Esta semana que viene, de 1 a 5 pm hay más talleres parecidos: charlas especificas discutiendo temas politicos particulares como “Policia/Estado/Prision” y “Las escuelas de Oakland estan cerrando! Que vamos a hacer?”. Notablemente, la primera manifestacion que salio de Occupy Oakland fue una manifestacion anticapitalista, en la que mas de 200 personas andaron por downtown Oakland gritando “1, 2, 3, 4 organizemos por la guerra social! (1, 2, 3, 4 organize for social war), entre otras cosas. La marcha atrajo a una diversidad de gente. Mas de 200 rebeldes cantando estos eslóganes radicales pone la piel de gallina. La noche siguiente, una marcha queer salio de la ocupacion y fue a Hella Gay, una fiesta queer in Oakland. Al llegar al club, los manifestantes pidieron que se les dejase entrar gratis y el negocio accedió.
Sin cesar, Occupy Oakland excita e inspira a mucha gente con su radicalidad implicita. El sabado 15 de Octubre, MoveOn.org (un frente de organización para la gente de a pie del partido democrático) organizó una manifestación en conjunción con el dia de acciones del movimiento internacional de ocupación. Intentaron explotar Occupy Oakland cuando anunciaron que se acercarian a la Oscar Grant Plaza con ciertos interlocutores incluyendo alcaldes de alrededor de la Bahia. Con ese anuncio, se llevó una propuesta a la GA: el rechazo a tratar de forma especial y/o promoción de politicos y partidos políticos o organizaciones. Fue aprobado fácilmente. Después de negociar con MoveOn, y basado en nuestras propias políticas, nungún político tendría permitido hablar en provecho de su partido en el evento y posteriormente al evento. Sorprendentemente, MoveOn accedió a nuestra demanda. Cuando una persona rompió el acuerdo (quiso sacar provecho de una laguna en el acuerdo) y empezó a leer un anuncio de la congresswoman Barbara Lee, alguien de la ocupación des dijo a los de MoveOn que habían roto un acuerdo y que el democratic party es “contrarevolucionario”. En ese punto, la gente que llegó a la ocupación debido a la marcha de MoveOn empepezaron a dispersarse y a explorar el campamento (a lo mejor porque era mucho más interesante que escuchar toda la retórica democrática aburrida que ya se ha dicho mil veces).
ANÁLISIS
Estos últimos años Oakland ha demostrado ser única por lo que respecta al conflicto social y a la protesta. Esta distinción no es nada nuevo, simplemente ha reemergido. Para elaborarlo, un camarada escribió en The Occupation Movement: On Greed, Unity & Violence:
“Oakland se encuentra ocupada por la policia. Esta forma de ocupación cambia; la situación es muy diferente en Temescal que bien entrado East Oakland. Vivimos en un espacio militarizado. Ya sea las ejecuciones policiales de jovenes Negros, el acoso policial a trabajadoras sexuales a lo largo de International Boulevard, o la legislación racista del ayuntamiento que va desde leyes anti-holgazaneo, requerimientos judiciales de bandas (gang injunctions) o el propuesto toque de queda de jóvenes; esta ocupación paramilitar para pacificar y contener la ciudad de forma que el capitalismo puede seguir con su negocio ininterrumpidamente.
Pero Oakland no tiene sólo una situación contemporánea violenta y represiva; tenemos una historia vibrante de lucha y resistencia. Desde la Huelga General de 1946 a la formación de la Black Panther party en 1966 hasta la revuelta anti-policía después de la ejecución de Oscar Grant en 2009, Oakland ha sido desde hace mucho tiempo una ciudad llena de gente que rechaza sentarse y callar. A pesar de todos los intentos del Estado por matar ese espíritu, aún vive y estará lleno de fuerza estos días que se acercan.”

Occupy Oakland es un reflejo de la historia radical . Por eso, un abrumador sentimiento anti-policía guía la conversación sobre cómo actuar ante la policía. La GA ha rehusado acceder a las demandas de la ciudad de que pidamos permisos (nos dijeron que serian aceptados sin ningun coste). Esta anarquía ha dado sus frutos cuando la policía intentó acceder a la ocupación. En diversas ocasiones, mucha gente rodeó a la policía y empezó a cantar al unísono “policía vete a casa”, y “policía marcharos”. Cuando los policías se dieron cuenta de su falta de poder, no tienen más opción que irse. Esta táctica de resistencia a la presencia policial empezó de forma espontánea, pero desde entonces ha sido la respuesta habitual. Esperamos que otras ocupaciones empleen esta práctica y se den cuenta de su significado.
A pesar de la brillante infraestructura, ha habido problemas. Algunas comisiones extremamente importantes han sido lentas para responder a las crecientes necesidades del campo. Parte de ello se debe a la naturaleza transitoria de los grupos, donde la gente viene, expresa su desacuerdo y luego se va, dejando el trabajo a gente en las comisiones que ya estan estresadas y estresados para que las cosas se hagan. Aunque hay una “belleza en el caos”, se ha hecho evidente que en cierto grado, una organización disciplinada es imperativa. Idealmente, una harmonia entre caos y composición saldrá a la superfície.
Uno de los mayores problemas en el campo son dinámicas específicas de racismo, sexismo y otros hábitos opresivos. En los primeros días, las alegría y la festividad sominaba la comuna. Esto transicionó poco a poco en frecuentes fiestas que duraban hasta tarde por la noche. Demasiado alcohol, avances sexuales no deseados, acoso y peleas persisten a lo largo día a día. Este comportamiento, hay que decirlo, también aparece sin la presencia del alcohol, pero tiene una forma distinta bajo el alcoho. [NOTA: estamos empezando a ver notícias de delincuencia, uso de drogas y violencia en los media que pueden empezar a duplicarse en otros medios. Esto podría ser el inicio de una campaña contra la educación. Nos gustaría decir que estos problemas existen en todas partes, y la ocupación es en cierto modo un microcosmos de Oakland, y hasta que haya iniciativas para desaprender estos comportamientos, la “paz” no puede ser actualizada. No queremos decir que no es serio o que son tolerados.] Todo esto ha llevado a la preocupación de que la acampada se conviera en un Burning Man o un Woodstock, sin ningún tipo de contenido político (más que políticas de culturas, sub-culturas y contra-culturas que tienen un potencial limitado y alienan a la gente unos de otros). Lo que es deseado es una completa transformación (o destrucción) de la sociedad, no solo cultural. Estas dinámicas no son únicas de la ocupación, sino que pasan cada día en Oakland y en todas partes – son sintomáticas de una sociedad que nos ha roto a todos y todas. En reacción, un equipo de mediación se ha creado para desescalar situaciones y permitir el diálogo entre personas en conglicto, con mucho beneficio resultante. A pesar de eso, Occupy Oakland se ha autoregulado de forma magnífica – cuando un idiota debe irse, debe irse. Esta ocupación se está expandiendo y está creciendo constantemente – convirtiéndose más y más disidente cada día, llevándonos a todas y todos a nuestro límite. Veamos que más nos puede ofrecer el movimiento occupy...


Bajo los conflictos internos hay un deseo incesante de externalizar la rábia. Cuentos sobre cientos de personas simplemente hablando y fundiéndose, discutiendo sobre política y la vida. Casi puedes saboreal una hostilidad colectiva hacia la socialización de cada individuo. La gente está aprendiendo a ser seres humanos sin la mediación del capitalismo y sus aparatos. Mientras que la alienación y la soledad manda en todas nuestras interacciones, se ha reemplazado por la crisis de intentar recordar los últimos 10 nombres de las personas que has conocido esta última hora. La guerra contra la alienación y la soledad se pelea con una serie de complejos y voluntarios experimentos sociales, revelando las relaciones de poder facilitadas, en parte, por el capitalismo.
Otro tema que aprima es la expansión. La plaza alberga unas 150 tiendas en las zonas con césped. El domingo por la noche, 30 min antes de la GA, una carta de la ciudad se entregó a la gente de la ocupación. Detallaba la intolerancia de la ciudad a muchas cosas, entre ellas, acampar en el área concreta de la plaza. Logísticamente, trasladarse a lo concreto seria el remedio más inmediato para la creciente densidad de población de la ocuapción. Vamos aapretar ese límite? Ya se ha manifestado una pequeña acampada en Snow Park, que se encuentra a unos pocos bloques de Oscar Grant plaza. Casi todo el cesped está ocupado a este punto y, si apretamos ese límite con la ciudad, tenemos que estar preparados para defender los espacios que escojamos para habitar. La expansión en lo concreto sería sólo una solución temporal. Si vamos a expandernos a otro espacio, tenemos que nutrirnos de la crisis de la ocupación (densidad de población) y envalentonar a muchos más de la calle a encontrar una casa en el movimiento de ocupación y seducir a la gente que salga de sus casas para hacer lo mismo. [NOTA: Los que estan en Snow Park mantienen su posición contra la policía, quienes les dicen que no pueden acampar allá debido a una escuela que se encuentra próxima. Desde entonces, hasta cierto punto, la escuela y sus estudiantes han anunciado su apoyo a las ocupaciones en OG Plaza y Snow Park. Aun así, Snow Park necesita más fuerzas. Esta noche, no sabemos si la extensión de la ocupación podrá mantenerse hasta el día siguiente.]
La carta reciente de la Ciudad, da luz a su intento de sofocar nuestra capacidad. Con razón, están asustados. Seguramente la ocupación intentará una diversidad de estrategias de expansión la semana que viene. Los policías secretas son inocentes al pensar que no hemos notado su técnica de dividir la ocupación con tensiones que ya están presentes – una mierda del estilo COINTELPRO. La acampada es vulnerable – tiene entradas en casi todas las direcciones. Queremos barricadas? Las queremos en la calle? Estas preguntas que seran respuestas de modo colectivo, intuitivo y orgánico a un desalojo policial. Una cosa es segura: la gente de Occupy Oakland está preparada para defender su nueva casa.
Occupy Oakland (como ya habrás deducido a este punto) es diferente al resto. Empezamos a ver esto cuando nos damos cuenta de nuestro potencial y de nuestra condición actual – que somos una fuerza que debe ser reconocida, un peligro para el funcionamento capitalista de Oakland. Los ataques policiales ya no son más inminentes que las oportunidades de una insurgencia expandida. Establecer estrategias de acuerdo con nuestro potencial geográfico así como sus flaquezas es crucial. Sindicatos, escuelas, bibliotecas y más, ya son nuestros aliados, y nosotros somos los suyos. Una confianza empoderadora satura el aire de Oscar Grant plaza – una amenaza y una promesa.

Ocípalo Todo! No Pidas Nada!

- Individuos autónomos del espacio liberado conocido como Oscar Grant Plaza